Sígueme por rss

Carreras populares

Viewing entries tagged with 'san lorenzo'

VII Carrera San Lorenzo Rock and Run

Posted by Antonio on 13 July 2013 | Comments

Tags: , ,

carrera rock and run 2013Después de dos ediciones anteriores sin poder participar, una vieja gloria vuelve de manera inesperada al calendario. Su mayor encanto es a su vez la mayor dificultad que puede existir y supone un reto a la condición física humana. La cuesta, llamada Rompecorazones, hace honor a su nombre. Mejor no hacerla con pulsómetro para no asustarse.

comments | Read the full post

XXVIII Trofeo San Lorenzo

Posted by Antonio on 25 July 2010 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=trofeo san lorenzo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/sanlorenzo_2010.jpg[/img] Esta ha sido una de las carreras en donde he tenido la típica sensación de, esto ya lo he vivido. Parece que fue ayer cuando corrí solo en la pasada edición y de eso ya hace un año. Las mismas calles de Madrid, el mismo calor, las mismas sensaciones. La única diferencia es que está vez al menos he podido contar con la ayuda de mi inestimable compañero. El cielo despejado totalmente azul por la mañana, nada de tráfico por Madrid, aparcar en Méndez Álvaro cerca de la estación de Atocha, el sol reflejándose en el Museo Reina Sofía, subir por la sombría calle de Argumosa a recoger el dorsal en las mesas improvisadas, prepararse y calentar por los alrededores, esperar a que corten Ronda de Atocha para dar la salida. Todo era idéntico, todo, salvo la salida que nos situamos igualmente a apenas unos puestos de los primeros un poco escorados a la derecha. Daban ganas de salir a tope, ponerse el primero aunque fuesen dos segundos, salir en la típica foto de salida y luego irte para atrás a recuperarse. Un día habría que hacerlo. [img class=imgLeft alt=la caixa]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/lacaixa.jpg[/img]Mismo recorrido. Salida hasta la Puerta de Toledo, bajar por Ronda de Segovia, llano por los jardines del Campo del Moro hasta Príncipe Pío para coger con ganas la cuesta San Vicente. Recuerdo que no era malo el ritmo en la subida, adelanté a un par de corredores aunque luego me tuve que contentar con seguir a los demás. Tal vez sean de los aspectos que más hay que vigilar cuando sales tan adelante, tu propio ritmo, no te das cuenta pero puedes seguir a alguien que está por encima de tus posibilidades y eso acabe con un buen resultado a veces solo por el mero hecho de no verte adelantado. Al igual que hay que intentar ser más precavido en la primera mitad de la carrera. En cualquier caso la diferencia cuando sales desde muy atrás es increíble, pareces un avión respecto a los demás y eso te hace en ocasiones desconfiar, ¿iré demasiado rápido?, para nada, en estos casos el único ritmo que vale es el de uno mismo, y seguir el ritmo de otro corredor solo para "descansar" es un grave error porque no volverás a coger un buen ritmo. El cuerpo parece adaptarse a lo que tú le impongas, si se le exige, internamente responderá, siempre y cuando se haya preparado antes (entrenamientos, comida, sueño...etc). Y si se va a medio gas se acomodará. Ver desde tan cerca el Palacio Real es algo indescriptible. Calle Bailén, la catedral de la Almudena, el Puente Segovia hasta nuevamente la Puerta Toledo, volvemos otra vez sobre nuestros pasos, cogemos la calle Mayor en subida hasta Sol. Increíble, la gente animando. Reconozco que ya por aquel entonces iba demasiado cansado como para llevar una postura cómoda, el avituallamiento fue un alivio pero no lo suficiente, después hubo otro antes de llegar a la calle Alcalá que por supuesto volví a coger. Llegamos a Cibeles, derecha, [img class=imgRight alt=mahou]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/mahou.jpg[/img]Paseo del Prado, y aunque era llano las piernas las sentía demasiado pesadas, esto se corrobora porque empezaron a pasarme todos aquellos corredores de la cuesta San Vicente y Puerta Toledo. No tuve fuerzas para seguirlos y menos aún sabiendo que todavía quedaba la subida de entrada a meta. Al final pude acabar. Con la misma sensación que el año pasado, la de estar completamente empapado, entre el sudor y la poca agua del avituallamiento, si es que por aquel entonces quedaba algo. El excesivo calor tuvo su protagonismo. Y este año peor todavía por retrasarse la salida media hora, salimos finalmente a las nueve y media. Al final el resultado fue de [b]0:46:43[/b] para quedar en la posición 162 de unos mil participantes, y en el puesto 60 de mi categoría. Un minuto por encima de la pasada edición y un terrible resultado sea como sea. No recuerdo si en alguna había superado el tiempo respecto a la anterior, pero desde luego que tanto no. Es posible que el sobre esfuerzo de la última carrera pasara un poco de factura en la actual, aunque yo estoy convencido de que no deja de ser un toque de atención con una única y posible solución, hay que entrenar más. Sobre todo más distancia, más fondo, ya que con la del Rock and Roll han sido la mayoría entrenamientos de siete y ocho kilómetros, y más frecuencia, porque en algunas semanas solo he salido un día a correr. Se nota que ya es verano y que en cierto modo lo hemos dejado un poco de lado. Hay que volver en Septiembre con fuerzas renovadas.

comments | Read the full post

IV Carrera del Rock and Roll

Posted by Antonio on 17 July 2010 | Comments

Tags: , ,

[img class=imgRight alt=IV carrera del rock and roll]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/carrera_rock_2010.jpg[/img] Llevaba ya algún tiempo en el que solo podía pensar en la famosa cuesta, la llamada "rompecorazones", que junto a los conciertos y las camisetas rockeras hacen de esta carrera un evento tan popular. Debido a esa obsesión los entrenamientos previos resultaron especialmente duros, y al final ni con esas pudimos hacer frente a la realidad, que superó con creces todo lo que nos pudimos imaginar. Nos desplazamos hasta San Lorenzo del Escorial al atardecer. El sol empezaba a caer pero todavía se notaba excesivo calor en el ambiente. El escenario era incomparable. La misma salida, recogida de chip, los puestos de bebida y la excelente animación era justo al lado del mismísimo Monasterio del Escorial. Al haber poco más de ochocientos participantes la salida fue un lujo, sin agobios, a pocos metros de la misma línea. Ni siquiera el suelo empedrado supuso un motivo para quejarse. Dieron la salida y tratamos de no separarnos en exceso de los primeros cuidándonos de no sobrepasar un ritmo cómodo, porque lo peor estaba por llegar a los cinco kilómetros. O al menos eso creíamos. [img class=imgLeft alt=gatorade]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/gatorade.jpg[/img]Lo que parecía una carrera tranquila se fue convirtiendo en una tortura. Según bordeamos el Monasterio, el único llano, primera subida importante que hizo subir las pulsaciones. Bajada por la paralela a la calle de la salida con la gente animando a ambos lados. Seguimos bajando y de repente un muro con giro a derechas, fue muy corto pero intenso, ahí ya empecé a notar que se estaban cargando en exceso las piernas. Más adelante llegamos al concierto, bajamos por la carretera como a la salida del pueblo y al girar a la izquierda, otra cuesta. No tan pronunciada pero si un poco larga. Volvimos sobre nuestros pasos por una calle paralela y bajamos nuevamente al concierto. A partir de ahí empezó realmente la pesadilla. Pasado nuevamente por el concierto de rock y viendo la inclinación del nuevo muro más adelante, yo estaba convencido de que empezaba ahí la famosa cuesta, pero que va, eso fue un durísimo precalentamiento que siguió a una ligera subida donde estaba el avituallamiento, gatorade, agua, nos echamos y bebimos todo lo que había porque el calor se seguía notando. Allí estaban las alfombras registradoras del tiempo, y al pasar por ellas no pude sino pensar en que, si ya tengo las piernas que no puedo más y ahora resulta que viene lo peor. Efectivamente, al girar a derechas, se podía contemplar el espectáculo de decenas de corredores escalando, literalmente, la calle. [img class=imgRight alt=walkman]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/walkman.jpg[/img]Reconozco que de lejos hasta parecía asequible pero una vez que estabas allí, en el mismo veinticinco por ciento, lo único que podías hacer era abrir bien la boca para coger todo el oxígeno posible, respirando a mil por hora, el corazón latiendo a dos mil, y las piernas que sentías como si fueran a explotar, tanto como para decir que llegaban realmente a doler. Y es en ese momento, en el que a tu mente ya no le llega suficiente oxígeno y en el que la rabia e impotencia se doblegan ante la realidad y el razonamiento, en el que paras y empiezas a andar ayudándote de los brazos sobres los cuádriceps. Intentas hacer arrancadas para seguir corriendo pero es imposible. Si la cuesta podías dividirla en cuatro repechos con sus falsos llanos al coronar cada uno de ellos, en mi caso y gracias al apoyo de la gente pude llegar hasta el segundo sin parar, una vez superé el falso llano y empezó el tercer repecho tuve la sensación de que la cuesta había superado todas las expectativas y ni el peor ni más duro entrenamiento en Paracuellos se parecía a esta pesadilla. Al final pudimos con ella aunque fuese andando y como era lógico, una tremenda bajada. Nos dejamos llevar soltando las piernas a un ritmo vertiginoso, tal vez sometiendo un poco a las rodillas pero lo importante era que las piernas volvían a funcionar. Y así llegamos a la calle empedrada paralela a la salida y la gente seguía dando ánimos, era el momento, personalmente creo que empecé demasiado pronto a esprintar, se me pasó por completo que había que volver a girar y subir una [img class=imgLeft alt=last lap]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/last_lap.jpg[/img]pequeña cuesta antes de entrar a meta. Al final entré sin competencia por delante y cuando por fin crucé el arco de llegada fue de las veces que más fuerte apreté el puño. Cuanto más dificultad más satisfacción por haberlo conseguido. Nos dieron más bebida y la famosa camiseta, en esta ocasión del grupo "I run maiden". Allí estuvimos comentando el recorrido, las sensaciones, el tiempo...hasta que llegó el último, que tenía premio, y se nos hizo realmente de noche. En cuanto a tiempos, en la clasificación general el tiempo fue de [b]0:35:53[/b], consiguiendo quedar en el puesto 75 de unos ochocientos, el 21 de mi categoría. Y estuve peor en la cuesta, con un tiempo de 07:19 minutos quedando en la posición 83. La próxima, el siguiente fin de semana, un bonito recorrido por el centro de Madrid aunque nada fácil. Estoy seguro que haber superado esta carrera nos ha servido de entrenamiento para la Cuesta de San Vicente.

comments | Read the full post

XXVII Trofeo San Lorenzo

Posted by Antonio on 26 July 2009 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=trofeo san lorenzo]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/sanlorenzo_2009.jpg[/img] Nunca disfrutar de Madrid nos costó tan esfuerzo físico como en esta última ocasión. Nos vimos sometidos a unas constantes subidas y bajadas que pusieron a prueba nuestra resistencia y tuvimos que dar hasta la última gota de sudor para poder acabar una carrera en la que fuimos disfrutando a cada paso de las calles y monumentos más emblemáticos de la capital. Hay quien dice que es mejor no saber el recorrido de una carrera, y que así no vas pensando en lo que te espera. Yo al menos, opino todo lo contrario, es infinitamente mejor saber cada metro para poder planificarla con antelación y lo mejor es que durante ella, según tu estado puedas ir variando el ritmo o jugando con esos factores. Al igual que la natación o el ciclismo, este deporte ya es de por si muy mecánico, por eso no debemos quitarle esa pizca de diversión y estrategia que vas adquiriendo con las carreras y cuanto más conocimiento tienes de tu propio cuerpo. Precisamente esto ultimo fue una de las cosas que junto con los sitios por donde pasamos más me gustó de la carrera, porque no nos engañemos, no fue facil. Tuvo un recorrido durísimo, [img class=imgLeft alt=running company]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/running_company.jpg[/img]y aqui más que nunca se puede aplicar el calificativo de rompe piernas. Sientes en cada momento la zancada, ¿es amplia?, ¿sientes que tú mueves las piernas? ¿o que ellas te llevan a ti?. La respiración, ¿notas que es forzada? ¿sientes que necesitas aumentarlas para mantener ese ritmo?. Los latidos ¿quien no siente que le va a explotar después de una buena cuesta?. La mentalidad ¿vas confiado? ¿sientes que puedes con todo? o vas pensando en que estás cansado ¿se te pasa por la cabeza la idea de parar solo unos segundos?. El recorrido, Es como si fuera un ecualizador y tu cabeza se encargara de mover los niveles para que, metafóricamente, la carrera suene bien. Eran las nueve de la mañana. El sol empezaba a brillar en el cielo madrileño y poco a poco iba subiendo la temperatura. Allí nos dimos cita, conscientes de que en Agosto ya no hay carreras, poco más de mil intrépidos corredores. Gracias a eso y a la salida en Ronda de Atocha, calle amplia con tres carriles, pude situarme entre las primeras posiciones y el tiempo fue más o menos real ya que no había arco de salida o activación del chip en el suelo. Desde la salida el ritmo puede que fuera de cuatro o menos, no había señalización kilométrica, pero más o menos eso se intuye. Y más siendo casi todo cuesta abajo hasta el tercer kilómetro menos un repecho para subir a la Puerta de Toledo. Impresionante pasar tan cerca de ella, casi por el bordillo que separa el asfalto y el cesped. Pequeño llano en Virgen del Puerto para afrontar la durísima Cuesta de San Vicente. [img class=imgRight alt=marathinez]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/marathinez.jpg[/img]Importante mantener el ritmo que llevas al empezar desde abajo hasta la cima. Porque es aqui donde se marcan las diferencias, aqui se pierde o se gana tiempo, mejor dicho, se deja de ganar. Pese a llegar exhaustos pudimos contemplar la majestuosidad del Palacio Real de cerca y poco después el Puente de Segovia, a la vez que mientras recuperamos fuerzas. A partir de ahí, nos esperaba un auténtico infierno, pese a saber el recorrido. Bajada en Bailen, subida en Gran Vía de San Francisco hasta nuevamente la Puerta Toledo, más subida todavía en la calle Toledo, giramos en bajada por la calle Calatrava, volvemos sobre nuestros pasos, viendo todavía muchos corredores, subiendo Bailen, llano en Puente Segovia, y seguimos subiendo por la calle Mayor hasta suavizar un poco en la Puerta del Sol, no solo por el terreno sino por el calor y aliento al pasar por el mismo centro de la capital. Seguían todavía las vallas por las obras de la nueva estación. Se me olvida que poco antes nos dieron el avituallamiento, creo que sería pasado el quinto kilómetro, o al menos esa sensación de distancia tenía yo. Me hizo gracia como se dividieron en dos filas y un voluntario gritaba antes de llegar, "agua normal a la izquierda, fria a la derecha". Yo como iba por el centro cogí a izquierda, pero bueno, debido al calor que ya llevábamos encima cualquier cosa era frío. Nos leyeron el pensamiento cuando pasado Sol, por la calle Alcalá, a la altura del metro Sevilla volvimos a coger agua, está vez de Solan de Cabras. [img class=imgLeft alt=laiker]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/laiker.jpg[/img]En ese sentido la organización estuvo de diez, con el incipiente calor que en Julio enseguida es fuerte, la deshidratación podría ser problemática ya por los 30-40 minutos. Y con energías renovadas (el agua por encima te da la vida) bajamos hasta Cibeles, giramos y un placentero Paseo del Prado, a la sombra, totalmente llano, pasando por el impasible Neptuno hasta Atocha, se acercaba el final, en ese tramo recuerdo que me adelantaron unos cinco corredores, si, igual podía haber dado un poco más de si, pero me preocupaba la subida de Argumosa, era en lo alto, y no estaba tampoco cerca, sin embargo el bajar ligeramente me permitió subir bastante ligero la importante subida y recuperé tres puestos. Al final estaba más preocupado de buscar el claro entre corredor y corredor para el video de la llegada que de seguir adelantando. No recuerdo en ninguna llegar tan, cansado no era la palabra, parecía recién duchado y desde el agua había pasado ya tiempo. El excesivo calor fue al final el protagonista. Y aun así con todo el tiempo no fue nada malo, con unos [b]0:45:11[/b], quedando el 103 de unos, como ya he dicho antes, mil corredores. La distancia de la carrera eran oficialmente de 10,6 kms pero a la llegada a más de uno por el gps le salían más bien 11. El primero estuvo en 35 así que más o menos sobraron unos 4 minutos si fuera una de 10 kilómetros para estar en tiempos de 31 el primero y 41 el resto de los mortales. Seguiremos entrenando, no se puede descansar por completo, para no perder la forma, aunque sea en vacaciones. Y ya no sé si despedirme hasta después del verano, que será lo más probable, por si surge alguna. Pero bueno, en cualquier caso... Hasta la próxima carrera.

comments | Read the full post