Sígueme por rss

Carreras populares

Viewing entries tagged with 'triatlón'

VI Triatlón de Pareja

Posted by Antonio on 24 August 2013 | Comments

Tags: ,

triatlon parejaAlgunas pruebas te llevan a descubrir lugares y parajes peculiares. La provincia de Guadalajara puede presumir de ser de los mejores organizadores en cuestión de triatlones, y el Azud de Pareja fue el lugar elegido. Un sitio que parece preconcebido para la práctica de este deporte, cada vez más extendido entre participantes que buscan nuevas sensaciones.

comments | Read the full post

Triatlón Villa de Madrid 2013

Posted by Antonio on 30 June 2013 | Comments

Tags: , ,

triatlon villa de madrid 2013De nuevo la vista del agua turbia del Lago de la Casa de Campo estaba en el horizonte. Esta vez el reto es bastante mayor participando en una nueva modalidad llamada Short. Es una variante del Olímpico, con las mismas distancias en todas las modalidades salvo en natación que se reduce quinientos metros. El nuevo reto está servido.

comments | Read the full post

ITU World Triatlón Series Madrid 2013

Posted by Antonio on 1 June 2013 | Comments

Tags: , ,

triatlon itu 2013Tal vez sea por el tiempo que transcurre entre que acaban y de nuevo empiezan estas pruebas, justamente de un año, por el que se tienen tantos nervios. El momento de esperar descalzo, únicamente con el chip al tobillo, el traje, las gafas y el gorro sobre la lona que conduce a la plataforma sobre el agua es realmente indescriptible.

comments | Read the full post

Triatlón Sertri 2012

Posted by Antonio on 7 October 2012 | Comments

Tags: , ,

triatlon sertri 2012Como cambia la historia en poco más de cuatro meses desde que naciera Ainhoa. Con distinto nombre, pero las mismas modalidades y recorridos de que aquel entonces. Entrenado, descansado, motivado y concentrado. Así se puede afrontar con garantía de éxito y diversión esta prueba. Sin que llegue a convertirse en una pesadilla como la última vez.

comments | Read the full post

Triatlón Villa de Madrid 2012

Posted by Antonio on 16 June 2012 | Comments

Tags: , ,

triatlon villa de madrid 2012 Un mes después de ser papá. Sin entrenar. Sin dormir. Por aquel entonces no recuerdo cuando fue la última vez que pude dormir una noche entera. Solo podía confiar en la experiencia de mi participación del año pasado y saber lo que me deparaba esta prueba. No fue suficiente. Me sentí totalmente fuera de lugar, sin dejar de pensar que no era ni el día ni el lugar y mi única meta fue poder acabarla.

comments | Read the full post

Triatlón Villa de Madrid 2011

Posted by Antonio on 18 June 2011 | Comments

Tags: ,

[img class=imgRight alt=triatlon villa de madrid 2011]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/triatlon_2011.jpg[/img] Puedo asegurar que esta ha sido la experiencia más increíble de mi vida en el deporte después del maratón. Cualquier deportista que se precie y que quiera superarse a sí mismo, compitiendo sucesivamente en tres de las modalidades más intensas y sufridas que existen, como son la natación, ciclismo y atletismo, debería hacer algún día una prueba como esta. Ya desde el principio, cuando tienes que llevar la bicicleta desde el parking te vas fijando en el resto de participantes, como van calentando, como van vestidos...vaya equipación, vaya bicicletas, demasiado profesionales me dio la sensación. Fuimos a la explanada que hay donde el Lago de la Casa de Campo, por lo menos algo resultaba familiar, y lo primero que nos encontramos fue una cola enorme de participantes, preguntamos cual novatos y efectivamente era allí donde recogía uno todas las cosas para participar. [img class=imgLeft alt=polar]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/polar.jpg[/img]Nos dieron una bolsa que parecía mágica, ¿que había allí dentro?, pues para empezar un gorro de baño naranja con un número pintado a rotulador, vale, esto es para la primera prueba. Pegatinas fluorescentes igualmente con el número de dorsal, miras alrededor y puedes observar que una de ellas es para el casco y la otra, más alargada con los números por duplicado, es para pegarla en la tija, palabra que ya la había leído previamente en las normas, vamos, debajo del sillín de tal manera que se lee el número por ambos lados. Y finalmente el propio dorsal, que como bien había leído, había gomas especiales que lo sujetan para que, en la bici lo puedas llevar a la espalda y en la carrera lo lleves delante. Resultaron muy estrictos con eso. Yo me llevé la riñonera del mp3 y lo cosí con un par de imperdibles, resulto igual de efectivo. Segundo paso. Vuelves a hacer una cola, más rápida eso sí, para entrar al área de transición, madre, ¿qué es eso? Pues para empezar hay supervisores que controlan el acceso y chequean la bicicleta, a mí por ejemplo me pusieron mala cara por llevar unos pequeños cuernos en las manetas, que lleves los dorsales bien puestos, etc. Cuidado porque ya ahí tienes que llevar lo necesario, sino no te dejan volver a entrar. En realidad son filas que se delimitan con una barra metálica a la altura del pecho y contienen números a ambos lados. Tienes que buscar el tuyo al principio, y una vez que entras en la fila correcta vuelves a encontrar un cartel con el dorsal, una vez situado justo de frente, lo primero, colgar la bicicleta sobre la barra por el sillín. Tiene sentido que la pongas mirando hacia ti, para que resulte más fácil cogerla del manillar, yo me equivoqué hasta que alguien me lo dijo claro, en mi defensa diré que la barra sirve para un lado y otro. Debajo un cajón para poder dejar tus cosas, que básicamente consistían en las deportivas, directamente las de correr valían, una camiseta, el dorsal y casco. Solo salías de allí con el bañador, que en mi caso fueron las mallas de correr, el gorro y las gafas de nadar. Tocaba esperar, y cada minuto que pasaba aumentaba más el estado de ansiedad. Solo sabías que había un camino de moqueta desde la zona de transición hasta el lago donde había situado como un muelle flotante desde el que salir. [img class=imgRight alt=gatorade]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/gatorade.jpg[/img]Para que resultase mejor organizado hubo varias tantas de salida, por números y color de gorro. Calentamos en los alrededores mientras tanto hasta que anunciaron por megafonía las siguientes y coincidía con mi dorsal. Por fin, nos situamos a lo largo del muelle, desde allí pude reconocer a familiares y amigos que habían venido y me dieron la suficiente confianza como para no defraudarles. Sonó la bocina, nos tiramos al agua, y empezamos a nadar a crawl cual alma que lleva el diablo. Había oído todo tipo de experiencias en las que te llevas codazos, te agarran, o no puedes ni nadar, pero en mi caso he de reconocer que no tuve que sufrir nada de eso, tal vez por situarme de los primeros. Cinco años recibiendo clases de natación entre semana se tienen que notar. Solo resultó ciertamente complicado el no ver nada, el agua del lago estaba tan turbia que cuando dabas una brazada no veías no la mano. Por esa razón tenías que sacar continuamente la cabeza y ver si seguías yendo recto hacia la bolla. Además, había participantes que se cruzaban, o lo mismo eras tú y no te dabas cuenta, el caso es que tenías o que frenar un poco, o acelerar para adelantarles, esto entre bolla y bolla no resultaba ningún inconveniente pero al rodearlas si. Fueron tres bollas para completar los setecientos cincuenta metros. Vuelves al muelle y sales medio mareado, entre eso y que el muelle se mueve es complicado correr, pero no puedes perder tiempo. Recorres la moqueta, hay unas duchas entre medias, y llegas a la zona de transición. Tardé mucho tiempo en comparación con el resto y eso que apenas había nadie. Tienes que ir con la bicicleta al trote y según sales ya puedes montar en ella. Aquí empezó la auténtica agonía. [img class=imgLeft alt=catlike]http://www.correcarreras.com/assets/uploads/articulos/catlike.jpg[/img]Si no tienes una bicicleta buena date por muerto. El recorrido no era nada llano y eso no ayudó en absoluto. Yo iba con una de montaña que recuerdo haber tenido desde el instituto, por lo menos quince años, y no es que haya cambiado mucho el sistema de transmisión pero el peso y las ruedas hacen mucho si es totalmente por asfalto. Si a eso le unimos que tampoco había entrenado mucho en esa especialidad pues yo era una tortuga, a la que tuvieron que gritar, ¡ponte a la derecha!, mientras que me adelantaron como unos doscientos participantes, de otras salidas por el color de los gorros. Luego ves auténticos profesionales que van en grupo, o van tirando de un miembro en concreto, con bicicletas que parecen del futuro. Fueron tres auténticas vueltas infernales para realizar los veinte kilómetros. Por fin se acabó, y por fin llego el atletismo. Tenía una rabia por la impotencia de la otra modalidad que aquí resultó al revés, yo fui el que adelantaba como un loco y resultó bastante extraño hasta para mi. El avituallamiento y el agua pulverizada cada vez que pasabas por el principio del recorrido ayudó bastante. Además el recorrido fue llano y tuvimos que hacer dos vueltas para completar los cinco kilómetros. La llegada ante un acontecimiento de esta magnitud es impresionante. No había mucha animación en comparación como una carrera con la llegada en el Retiro por ejemplo, pero gracias a eso, pude chocar la mano con todos los habían venido a verme y el entrar bajo el reloj, situado en alto, resultó muy emocionante. Una vez acabé, la sensación que tuve fue que no sé si me plantearía alguna vez hacer la modalidad siguiente a la Sprint, como es la Olímpica y sus 1.5, 40 y 10 kilómetros respectivamente. Al menos no con esa bicicleta y sin entrenar. Más adelante con los resultados oficiales, se pudo ver el fiasco de la segunda parte. Porque de conseguir hacer la natación en 00:14:27 y estar en el puesto 135, pase a ser 577 después de superar la hora de bicicleta, con 01:01:36, y menos mal que con los 00:21:28, puesto 154 del atletismo, logré adecentar un poco y conseguir un tiempo total de [b]01:41:46[/b] para quedar en el puesto 415 de unos seiscientos. Muy por debajo de la mitad, pero bueno, me quedo sin duda con que la experiencia realmente mereció la pena. Tal vez el año que viene volvamos a repetir.

comments | Read the full post